Translate

Dinámica Realidad

Mi foto
Muy cierta la frase del poeta Pessoa: "La vida es lo que hacemos de ella. Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos." Todos tenemos realidades diferentes, maneras distintas de vivir los viajes. Gracias por compartir mi realidad. ¡Bienvenidos a mi dinámica realidad!
Con la tecnología de Blogger.

Florencia: descubriendo a Jean-Michel Folon

Esta semana les quiero contar a cerca de Jean-Michel Folon, ya que gracias a su escultura "Partir" -jardín de las rosas, Florencia- nos llevamos la capital de la Toscana en la maleta, con su cielo azul, su duomo, sus edificios bajos, sus árboles Cipreses.

El cielo de las delicias

El techo del salón de los espejos del Palacio Real de Bruselas, es realmente merecedor de haber estado en mi lista de pendientes. Ustedes se preguntaran que puede tener de especial este techo, pues ¡está infectado con 1.4 millones de escarabajos!

Creado por el artista flamenco Jan Fabre, el techo del salón de los espejos del siglo 19, fue pintado con formas, a las que luego 29 asistentes les fueron pegando escarabajos, esta tarea duró tres meses, se dice que incluso la Reina Paola participo, pegando algunos. Los millones de escarabajos forman dibujos en el dibujo más grande, buscando conquistar el espacio.
En el centro, lo que me gusto más, el candelabro araña, da la impresión de que los escarabajos fueron bajando e invadiéndolo centímetro a centímetro, hasta cubrirlo totalmente. El efecto es formidable, una sacudida a los sentidos.

 El salón parece estar encantado, sublime es contraste de lo clásico y lo moderno, entre lo informal y lo formal. Cuando te mueves, las formas y colores de los caparazones de escarabajos van cambiando dependiendo del ángulo de la luz. Azul, verde esmeralda, tornasol…

 El proyecto duró tres años, durante los cuales el artista recolectó los caparazones de los escarabajos, utilizando los departamentos de entomología de universidades, pero, donde más encontró fue en las cocinas de los restaurantes en Tailandia, Indonesia y Malasia. Donde los cocinan desechando el caparazón.

Según Jan Fabre "los escarabajos simbolizan nuestro pasaje a la muerte, aunque la muerte entendida en el sentido de un campo de energía positiva, la muerte como algo que nos mantiene despiertos, la muerte como un objeto concreto, como una mesa, que se puede topar accidentalmente, hacerse daño. Escarabajos han sobrevivido durante millones de años. Ellos se han adaptado a su entorno cambiante. Mi obra es un homenaje a la muerte, así como a la vida. Siempre hay un ciclo en todo en la naturaleza. Las cosas mueren y renacen de nuevo"

Para verlo deben esperar un año, ya que el palacio está abierto al público solamente los meses de julio y Agosto, de 10.30 am a 4.30 pm, así que a ponerlo en la lista de pendientes.

El Trou Normand, Francia

Después de una copiosa y deliciosa cena, le llego el turno al "trou normand", frente a mí una copa con una bolita de granizado de manzana, la observo, parece inofensiva. Tomo la cucharita, la pruebo, efectivamente como su nombre lo indica ("trou" es hueco en francés), abre un agujero en el estomago. El detallito o detallazo es que el licorcito, "calvados" que puede llegar a tener mas de 50º 

Es costumbre en Normandía, después del primer, y segundo plato, pero antes de los quesos y el postre, tomar el "trou normand". Un heladito granizado de pera o manzana, con un licorcito que permite hacer un hueco en el estomago, para continuar comiendo. En el pasado estaba reservado para ocasiones especiales como bodas o fiesta de año viejo. 

El calvados, es un brandy de manzana. Proviene de la región normanda del mismo nombre. Cada destilería utiliza diferentes tipos de manzanas (dulce, amarga, acidas...), su finura debe a que es envejecido en barricas roble, durante un mínimo de dos años. 
Aunque no lo probé, el café-calva, es muy popular también Normandía, un café con un chorrito de calvados.

Para mas información sobre Calvados, visita este link:
 Calvados, el néctar de Normandía

5 Razones para visitar los Acantilados de Etretat, Francia

Normandía está a 4 horas en coche desde Amberes, un largo viaje para un fin de semana, llegamos cansados. Apenas pisamos Etretat quedamos fascinados con la grandeza de sus acantilados. El cansancio quedó atrás.
  
Hay muchas más razones para visitar Etretat, a continuación mis 5 principales:

 1- La paz que se respira
Situados en la Costa de Alabastro, nos encontramos con acantilados de forma increíble a causa del mar,  llamados ojo de la aguja y el Aval.
Sentarse a contemplar el lugar, produce una paz y una sensación de libertad increíble.

2- Su luz
Muchos pintores se sintieron fascinados por su fuerza y el romanticismo de su luz, Delacroix, Courbet, Corot, Eugene Boudin, Monet. Los cuadros, increíblemente bellos, no se comparan con la tranquilidad que transmite naturaleza.


Lo ideal es pasar todo el día, para así ver los cambios de luz en el paisaje.

3- La Capilla de Notre-Dame de la Guarda
Es realmente un placer subir hasta la pequeña capilla en el tope del acantilado de Aval.





La capilla original construida en 1856, fue destruida en la segunda guerra mundial, la que vemos actualmente fue construida en 1950. 

4- La vista desde tope de los acantilados

Hay que subir a los dos acantilados, si hay que decidir, recomendaría el Aval, porque desde allí se puede contemplar el Ojo de la Aguja.

Una vez arriba es una aventura sentir la brisa mientras se ve el precipicio al fondo, impresionante, especialmente si te acercas a la orilla. No apto para las personas que sufren de vértigo.

5- Las casas de madera
Nos gustó mucho la arquitectura en el pueblo de Etretat: medieval, rusa y flamenca. 
Restaurant-Hotel Le Galion
Especialmente,  la casa de madera cerca la entrada a la playa.
Lorena Rojas
Quisiera agradecer a mi gran amiga Sonia y a su novio Jérôme, por un fin de semana sencillamente perfecto.

Tanta cerveza y tan poco tiempo


Que dichosa soy, amo la cerveza y vivo en Bèlgica ¡el paraíso de la cerveza! Hay tantas que si me diera por probar una marca distinta cada día, necesitaría más de un año y medio.  
Mis cervezas favoritas son las de trappistes (realizadas directamente por monjes en Abadia). El problema es que estas deliciosas cervezas tienen bastante grado alcohólico (hasta 10,2%), y son algo pesadas para el verano (usualmente se consumen en invierno).